Enrique, Marisa, Laura y Lorena, cuatro queridos miembros de nuestra comunidad educativa, junto con otros colegios de nuestra Inspectoría, han estado la semana pasada en Turín de ejercicios espirituales conociendo el origen del gran sueño de Don Bosco. Sin duda una experiencia única y enriquecedora de toma de conciencia del origen de nuestra casa y carisma. ¡Muchas gracias, Don Bosco! ¡Muchas gracias, María Auxiliadora!