Después de dos años sin poder celebrar San Isidro y el día de las familias, retomamos la tradición de pasar todos juntos estas fiestas; familias, niños y profes compartimos comida típica de San Isidro, tiempo y convivencia en un ambiente familiar.